domingo, 26 de mayo de 2013

Nueve Vidas de Pedro Aznar, por Miguel Angel Dente

Queremos presentarles la tercer edición de nuestra colección DISCONARIO dedicada esta vez a homenajear al admirable Pedro Aznar.

La propuesta es recorrer su obra artística, sus discos y las distintas facetas de su trabajo, las bandas y músicos con quienes actuó, contando en esta edición con la participación del propio Pedro Aznar y de más de cuarenta músicos que aportaron sus testimonios e información invalorable para este libro. 


PROLOGO 

Corría el año 1975 y el grupo Sui Géneris estaba por dar su gran salto en el estadio Luna Park con una despedida a todas luces multitudinaria. Mientras se clavaba aquel mojón de masividad adolescente, Pedro Aznar, también sumergido en una juventud incipiente, afianzaba sus estudios y pasaba las horas tocando el bajo en un grupo prácticamente desconocido: Madre Atómica. Sin grabaciones originales, casi todas las cintas de sus escasas presentaciones en vivo de entonces terminaron extraviadas. Al poco tiempo de estar enrolado en esta corriente de jazz-rock, Aznar pasará a integrar las filas de Alas, más volcado hacia la fusión con elementos urbanos. Pero, lamentablemente, el disco del que participara en 1977 recién será editado seis años más tarde con la agrupación ya disuelta.

En el ’78, y a pesar de no ser una figura del ambiente, la experiencia que había adquirido le servirá para desplegar a ple-no todo su talento. Así cobrará vida Serú Girán, grupo en el que tocará junto con músicos que ya gozaban de mucho prestigio [Charly García - David Lebón - Oscar Moro].

Pero en 1982, y una vez reconocidos como “Los Beatles argentinos”, Serú Girán terminará su ciclo. Y, mientras los otros tres integrantes abren paso a sus carreras solistas dentro de la escena local, Aznar se radicará en los Estados Unidos y pasará a ser parte de uno de los grupos de jazz con mayor proyección internacional: el Pat Metheny Group.

Hacia la segunda mitad de la década del ochenta, Pedro regresará al país y comenzará a componer bandas sonoras para películas, musicalizar textos de escritores famosos y a integrar a su repertorio el folclore regional y latinoamericano, mezclándose con artistas de todo el continente. Sin abandonar su perfil más rockero, también evocará la nostalgia con la reunión de Serú Girán y sus renovados encuentros esporádicos con Lebón y, por sobre todo, con Charly García, con quien ha estado siempre muy conectado.




Lleva una carrera artística absolutamente consolidada y es un creador descollante... poeta, arreglador único de canciones propias o delicado versionista e intérprete de otras que abarcan todos los estilos. Es un músico capaz de abordar el bajo, cualquier clase de teclado o guitarra, charango, melódica, saxo tenor, batería, percusión... y, siempre, desde la emoción.

Productor prolífico de trabajos de artistas de primerísimo nivel; excelente como ingeniero de grabación y sostén además de su propio sello discográfico [Tabriz Music]. Es más, me arriesgo a aseverar que es el músico más importante que haya aparecido en la escena local hacia la segunda mitad de la década del setenta.

Nueve vidas de Pedro Aznar viene a llenar ese vacío, a completar un capítulo necesario y fundamental de la historia de nuestro rock. Y para poder cumplir con esa premisa, el libro fue dividido en tracks temporales que van anunciando la aparición en escena de las distintas agrupaciones, álbumes, con-ciertos y uniones que marcaron su trayectoria… más otros tantos temáticos que lo muestran en sus diferentes labores artísticas, sus nueve vidas: poeta, autor, versionista, intérprete, compositor, instrumentista, arreglador, productor e ingeniero de grabación.

Tuve la suerte de conocer a un Artista Súperinteresante, un profesional con los objetivos muy claros. Su palabra ha sido esencial para esta reconstrucción de su actividad artística y aparece destacada en letra negrita a lo largo de todo el trabajo, magníficamente complementada con las opiniones de algunos de los excelentes músicos que lo han sabido acompañar en las diferentes etapas. Son aquellos recuerdos o expresiones en los que no se cita la fuente, ya que fueron especialmente escritos para esta edición.

MIGUEL ÁNGEL DENTE
Prólogo NUEVE VIDAS de Pedro Aznar


sábado, 25 de mayo de 2013

Nueve Vidas, nota de Mario Cuevas para el Diario La Mañana

Miguel Ángel Dente nació en Montevideo en 1965. Se nacionalizó argentino y se dedicó al diseño gráfico, también se ha desempeñado como corredor inmobiliario. Es poeta, tiene publicado en 1999 'Chatarra De Luxe', recopilación que incluye poemas de su autoría y de Beatriz Barsky (con prólogo de León Gieco). Este último tiempo Dente comenzó a publicar trabajos sobre otra de sus pasiones, la música. En el 2000 lanzó 'Transgresores: Spinetta/García/ Páez'.

Aquí Dente se enfocó en los puntos en común de los tres artistas y dio lugar una idea que se constituiría, hasta ahora, en una trilogía bajo el título de Disconario: 'Ticher de luz, una guía spinettiana' (2010), 'Un Dios aparte, tras los pasos de Charly' (2011) y por último, 'Nueve vidas, de Pedro Aznar' (2012). Las ediciones poseen la misma estructura: fichas técnicas y reseñas de discos, colaboraciones y ediciones en vivo, opiniones, a través del tiempo, de y sobre el artista, capítulos agrupados por determinado tema y una cuidada estética y diagramación con dibujos y fotografías.

Dente abrió el camino con 'Tícher de luz': "Surgió hace diez años cuando había editado otro libro, Transgresores - explica - Tenía una serie de material de archivo, empecé a verlo y terminé haciendo aquel libro sobre Fito, Charly y Spinetta. En este caso me fui volcando cada vez más a Spinetta y me lancé a hacer un libro histórico. Hay un análisis de cada disco que fui depurando, pasando a letras lo que escucho y que la gente que no está tan empapada pueda enterarse de qué se trata de cada disco y que le dé ganas de escucharlo."


En cuanto a 'Un Dios aparte', Dente le comenta a Cristian Vitale, de Página12: "La investigación fue diferente para uno y para otro porque, mientras Spinetta requería de profundizar en la búsqueda de datos, porque su cosa íntima es más reservada, Charly es un rey de la exposición. Con solo investigar los diarios más importantes no terminás nunca de ver notas suyas. Por un lado, tuve que buscar muchos datos y por otro descartarlos... y en ambos casos fue complicado"


Litto Nebbia, León Gieco, Gustavo Cerati, Andrés Calamaro, son otros nombres en carpeta que verán la luz conforme el ritmo de publicación del autor.


Las nueve vidas de Pedro
 
'Nueve vidas' hace referencia a las facetas de Aznar: compositor, autor, intérprete, instrumentista, arreglador, productor, ingeniero de grabación, poeta y versionista.


La vida artística de Pedro Aznar es un intrincado vericueto que comienza con un adolescente de quince años. Aunque la mayoría de sus seguidores registran el inicio de Pedro con Madre Atómica, Dente documenta el inicio de la carrera de Aznar con Life. "La banda se forma en 1972 - le cuenta nuestro protagonista a Dente - Yo venía estudiando guitarra clásica desde hacía tres años y mi padre accedió a comprarme una eléctrica. El grupo se completó con un guitarrista rítmico, un bajista y un baterista. Todos éramos amigos previamente, tocábamos en fiestas y en cumpleaños de amigos… ¡y conectábamos los tres instrumentos más mi micrófono vocal a un único amplificador de guitarra de 20 watts!".


Jorge Lencina, amigo de la infancia y letrista de algunas canciones de Aznar ('La noche sueña el día', 'Contemplación', 'A la hora que duermen los trenes'), cuenta que en esos 1972-1973 estaban fascinados por "Muerte en la catedral" de Litto Nebbia, de toda las obra de los Beatles, además de los Stones y con el advenimiento del rock sinfónico, particularmente Génesis, King Crimson y Emerson, Lake & Palmer.


Lencina no entiende como prefirió continuar con el bajo porque afirma que era un eximio guitarrista. "Llegué al bajo cuando entré a mi primer grupo profesional, Madre atómica, porque antes toqué en grupos semi profesionales en los que mi instrumento era la guitarra por una cuestión de tradición - cuenta Aznar en el libro 'No llores por mí' de Oscar Muñoz - A veces, me llevaba el bajo a mi casa y me ponía a tocar sin que nadie me viera. Mi identificación con el bajo, que supongo que es lo que le sucede a todos los bajistas, partió de sentir que del bajo surge gran parte de la fuerza que sostiene al grupo."A Madre Atómica lo completaban Lito Epumer en guitarras y el Mono Fontana en teclados, surcó 1974 y 1975 con aires de improvisación e inspiración en formato instrumental.


Un año más tarde Pedro extiende su rango instrumental cuando ingresa a Alter Ego, la fugaz agrupación de Celeste Carballo y el guitarrista Oscar Mangione, allí Pedro toca el bajo, pero también la batería y hasta un sintetizador en la primera grabación que hicieron juntos, un blues compuesto por Mangione.


La etapa pre-Seru Girán de Aznar culmina cuando reemplaza a Alex Zucker en Alas, trío de música urbana liderado por el tecladista, trompetista y compositor Gustavo Moretto. Grabaron en 1977 "Pinta tu aldea", álbum que recién saldría publicado en 1983.


Jaco

 
Pedro tuvo su etapa de cholulo como la mayoría de los músicos. En su caso idolatraba al bajista Jaco Pastorius, artista que revolucionó al instrumento. Graciosa es la anécdota que cuenta Pedro cómo conocieron a Jaco junto a Charly García. Habían coincido en el Monterrey Jazz Festival en Río de Janeiro en 1980. Una de las noches estaba prevista una cena para agasajar a los músicos que participaban en el festival. Un periodista amigo les había presentado a Charly y a Pedro al gran Jaco. Y allí estaban, a bordo de un taxi, rumbo a la fiesta: "En el auto, para sacarle tema le pregunté a Jaco si tocaba estilo slap (que es como tocar las cuerdas golpeteando con el pulgar) - cuenta Aznar - Enseguida me contestó que lo había inventado él y yo, ingenuamente, le dije… ¡Ah, no sabía, pensé que había sido otro! Ahí se puso como loco y con Charly nos miramos pensando: fuimos. Se bajó del taxi dando un tremendo portazo y se fue."


Luego en la fiesta corroboraron con algunos allegados al círculo de Pastorius que era una persona totalmente imprevisible pero buena gente. Los dos bajistas se encontrarían nuevamente el mismo año durante el festival Bue en la ciudad de Buenos Aires. En esta oportunidad Jaco invitó a Pedro a zapar en su habitación del Hotel Bauen y allí le dio la bendición para que Pedro continúe con el sonido Jaco, claro que con su impronta personal, esa que Pedro Aznar imprimió en Serú Girán en inolvidables canciones como 'Eiti-Leda', 'Noche de perros' o en 'Paranoia o soledad', de su autoría, en la que retrataba la mano asfixiante de la dictadura.


Nueve libros harían falta para retratar fielmente las nueve vidas musicales de Pedro Aznar, pero Miguel Ángel Dente se las arregla bastante bien en su 'Nueve vidas'. Ahí están sus bandas de sonido, en su mayoría películas de Eliseo Subiela; sus musicalización de los textos de Jorge Luis Borges, no exenta de polémicas; sus duetos históricos con Charly García y luego con David Lebón (aparte de su labor en Serú Girán); su aproximación a Brasil desde sus inicios, profundizada con los trabajos junto a Vitor Ramil y su disco doble cantándole a los nuevos y clásicos compositores de Brasil; su tarea de productor de artistas de diferente extracción: Jairo, Víctor Heredia, Suna Rocha, Alberto Rojo o Sandra Mihanovich; o sus traducciones de clásicos del repertorio universal como 'Amelia' de Joni Mitchell o 'Isn't It A Pity' ('No es una pena') del gran George Harrison. Y qué decir del monumental "Puentes Amarillos" (2012), ese disco doble homenaje a Luis Alberto Spinetta, que marca un mojón más de una impecable y frondosa carrera demostrando que técnica y sentimiento pueden ir de la mano.


Mario Cuevas
Diario La Mañana

http://www.diariolamanana.com.ar/noticias/informacion-general/nueves-vidas_a37002


 

martes, 14 de mayo de 2013

Revista Record Play, comentario de Nueve Vidas y Elegancia Pop



En su edición 92 la Revista Record Play publicó un comentario sobre nuestros libros NUEVE VIDAS DE PEDRO AZNAR y ELEGANCIA POP, una vuelta por el universo de Gustavo Cerati. Aquí se las compartimos.



miércoles, 17 de octubre de 2012

AGRADECIMIENTOS NUEVE VIDAS

El autor Miguel Ángel Dente y Ediciones Disconario agradecen a los siguientes artistas su participación exclusiva en el libro NUEVE VIDAS DE PEDRO AZNAR: Roxana Amed, Andrés Beeuwsaert, José Pedro Beledo, Alejandro Devries, Lito Epumer, Hugo Fattoruso, Mono Fontana, Charly García, Amilcar Gilabert, Lucho González, Willy González, Facundo Guevara, Víctor Heredia, Adrián Iaies, Jairo, Christian Judurcha, David Lebón, Jorge Lencina, Javier Malosetti, Oscar Mangione, Lyle Mays, Daniel Melingo, Pat Metheny, Sandra Mihanovich, Jota Morelli, Gustavo Moretto, Mario Parmisano, Pomo, Pollo Raffo, Vitor Ramil, Carlos Riganti, Suna Rocha, Steve Rodby, Alberto Rojo, Fernando Samalea, Alejandro Santos, Adriana Sica, Ernesto Snajer, Juan Cruz de Urquiza, Lito Vitale, Paul Wertico.

FERNANDO SAMALEA 

El autor de Nueve Vidas con Fernando Samalea, músico que ha acompañado a muchos artistas, entre ellos a Gustavo Cerati y Charly García, destacándose en sus roles de baterista y bandoneonista. Además ejecuta otros instrumentos y tiene en su haber más de diez álbumes en carácter de solista. Fernando escribió especialmente para el libro de Dente un texto que detalla con lujo de detalles la gira que realizara por España junto a Aznar y García en el año 1986.

HECTOR POMO LORENZO

El autor junto a un grande de la batería, Héctor Pomo Lorenzo, quien también participó desinteresadamente en el libro de Aznar. Pomo ha sido baterista no sólo de Pedro, sino también con Luis en Invisible y Spinetta Jade y con Fito Páez en la época de Circo Beat, entre otros. Tiene además dos discos recientes en su haber: Primario y ADN (Asteroid Dirty Noise) con Franov y Suárez.

CRISTIAN JUDURCHA

Y no hay dos sin tres. Otro notable baterista, Cristian Judurcha relató en Nueve vidas su extenso paso por la banda de Aznar. También realizó otros trabajos junto a Lito Vitale, Mono Fontana, Daniel Maza, Javier Malosetti, Marcelo Torres, Guillermo Vadalá, Claudia Puyó, Patricia Sosa, Alejandro Lerner y otros. Con Machi Rufino y Lito Epumer grabó el disco del Power Trio.

POLLO RAFFO


Pollo Raffo, un grande de los teclados, docente y arreglador de Juan Carlos Baglietto y Soda Stereo entre otros, integrante de Trigémino y los históricos grupos El Güevo y Monos con Navajas. Además tiene editados dos discos como solista y un tercero en preparación. Aquí con Dente.







 
ALEJANDRO SANTOS


Alejandro Santos es uno de los mejores vientistas del país. Vivió muchos años en el extranjero y tiene editados cuatro discos como solista y algunos trabajos con artistas internacionales, entre ellos Al Di Meola.





MEDIOS DE COMUNICACION


También agradecemos el comentario de la periodista Flavia Pittella en el programa El Club de la tarde (Radio Mitre)

También al periódico Diagonales (junio 2012)

http://newsweek.infonews.com/nota-183275-Me-veo-tocando-hasta-el-final.html

"Quien habla (Pedro Aznar) es uno de los músicos más importantes de la historia del rock nacional. Con un lugar en el podio para algunos, como el escritor Miguel Ángel Dente, quien después de inaugurar su colección de biografías musicales con Luis Alberto Spinetta (Tícher de luz) y Charly García (Un dios aparte), eligió a Aznar como su tercer protagonista y acaba de editar Nueve vidas".

y del diario La Nación (04/06/2012)
http://www.lanacion.com.ar/1487452-popurri

Las nueve vidas de Aznar. Con la misma obsesión documental de sus dos anteriores trabajos -dedicados a Luis Alberto Spinetta y Charly García-, Miguel Angel Dente acaba de publicar una tercera entrega de su colección de libros de rock argentino: Nueve vidas de Pedro Aznar. En esta oportunidad, el autor además contó con la estrecha colaboración del músico.

martes, 16 de octubre de 2012

PUENTES AMARILLOS (2CD + 2 DVD)

por Miguel Ángel Dente



PEDRO AZNAR. Puentes amarillos (2 CD + 2 DVD) – actualizado con la aparición del DVD. Habían pasado apenas unos meses desde el fallecimiento de Spinetta y Aznar se atrevía a celebrar su música con un concierto gratuito en Plaza Italia que reunía a una multitud cercana a las 50.000 personas. Semejante desafío no se instrumenta de un día para el otro sin conocer y comprender acabadamente la música de Spinetta: nada ha quedado librado al azar, improvisado.


Evidentemente han sido años de caminar a la par de la obra del maestro. Pero no se trata del gesto de un discípulo disciplinado que encara su tarea desde un fundamentalismo dogmático sino de ponderar un trabajo equilibrado con las dosis exactas de profesionalismo y emoción. Eso que comúnmente podría denominarse Calidad. 


La obra de Spinetta no requiere de intrepretaciones, se basta por sí misma, pero: ¿por qué habríamos de privarnos de la capacidad de apreciar tanta belleza en la voz de Pedro, uno de los mejores cantantes argentinos? 


No existen patrones reconocibles a la hora de la elección del material que, evidentemente, también ha sido seleccionado con minuciosidad. Muchos dirán que tal o cual tema no tendría que haber faltado pero la lista responde, como siempre, a los gustos particulares del artista. Personalmente, me agradaría que, con el tiempo, Aznar pudiera sumar otro disco con las canciones escritas por Spinetta en estos últimos veinte años. 


Los nexos musicales entre ambos artistas habían comenzado a gestarse cuando en 1980 Aznar ingresaba como bajista de la flamante agrupación de jazz rock Spinetta Jade. Aunque no participara del álbum debut, sí lo haría cuatro años más tarde en el último trabajo de la banda (Madre en años luz). Además, Luis y Pedro alternaron invitaciones en vivo y compusieron juntos la música para la obra de teatro Lenny blues de Robertino Granados y el tema alas de la mañana incluido en Dos zorros de Lito Epumer –ambos aparecen también en Puentes amarillos–. 


Aquí Pedro redimensiona la impronta de Luis con un ida y vuelta sin concesiones. Desde una versión cruda a manera de homenaje a “ese amigo que no está” [tema de Pototo]; atravesando las altas y profundas mareas de esa extensa obra maestra llamada cantata de puentes amarillos –reproduciendo cada uno de los detalles del original–; los deliciosos arreglos para guitarra acústica con cierto grado de complejidad de perdonado; la disonancia rítmica de kamikaze; la magia celestial de umbral + no ves que ya no somos chiquitos… Una de las pocas piezas folks del repertorio de Luis: dulce 3 nocturno y otra de fogón como todas las hojas son del viento… El perfil jazzero-spinettiano se ve reflejado a través de los libros de la buena memoria + resumen porteño + sexo, mientras que otros temas más bluseros le posibilitan a Pedro explayarse en la ejecución de la guitarra eléctrica: serpiente viaja por la sal, cementerio club, blues de Cris


Dentro del exquisito repertorio, dos verdaderas joyas: figuración… y el anillo del capitán Beto, esta vez con Pomo al mando de la nave. El folclore también dice presente cuando sale a escena la artista Roxana Amed, quien comparte con Pedro dos hermosas versiones de las zambas barro tal vez y durazno sangrando


Tras la grata recreación rítmica de todos estos años de gente, con su alternancia sobresaliente entre solos de bajo y teclados, Aznar no cede a la tentación de entonar los dos himnos más populares de Spinetta: seguir viviendo sin tu amor y muchacha, ojos de papel, acompañando al público con su guitarra… hasta las lágrimas. La celebración llegará entonces a su punto culminante y, seguramente para Aznar, éste haya sido un momento único, especial e inolvidable.


Para haber podido desarrollar este trabajo con semejante resultado, resulta absolutamente imprescindible el aporte de los dos artistas indicados: el tecladista Andrés Beeuwsaert y Pomo, como una verdadera extensión en sus brazos de las ideas de Luis.



Por último, el sobrio diseño de Ros y la excelencia fotográfica de Ortiz Mugica se dan la mano con un contenido recomendable de principio al fin.



CANCIONES

Disco 1
01 tema de Pototo (Spinetta-Molinari)
02 cantata de puentes amarillos
03 perdonado (Spinetta, firmado Invisible)
04 kamikaze
05 umbral
06 dulce tres nocturno (Spinetta-Frascino-Amaya)
07 todas las hojas son del viento
08 resumen porteño
09 figuración
10 serpiente, viaja por la sal
11 los libros de buena memoria (Spinetta, firmado Invisible)
12 cementerio club
13 sexo

Disco 2
01 blues de Cris
02 Lenny blues
03 el anillo del capitán Beto (Spinetta, firmado Invisible)
04 barro tal vez
05 durazno sangrando (Spinetta, firmado Invisible)
06 no ves que ya no somos chiquitos
07 alas de la mañana (Spinetta-Aznar)
08 todos estos años de gente
09 que ves el cielo (Spinetta, firmado Invisible)
10 seguir viviendo sin tu amor
11 quedándote o yéndote (Spinetta-Marti)
12 muchacha, ojos de papel
13 ella también

MUSICOS
Pedro Aznar: guitarras acústicas y eléctricas, bajo, voz
Andrés Beeuwsaert: teclados, voz
Pomo: batería
Roxana Amed: voz

DATA
Tabriz Music: edición 2012
Diego Ortiz Mugica, Eduardo Dylan Marti: fotografía
Alejandro Ros, Silvia Canosa: arte



Entrevista Radio Nacional Córdoba


Entrevista a Miguel Angel Dente, autor del libro NUEVE VIDAS DE PEDRO AZNAR, en Radio Nacional Córdoba (septiembre 2012)



martes, 28 de agosto de 2012

Entrevista en El Secreto de las Letras

Entrevista del programa radial de Alejandro Dongiovanni
El Secreto de las Letras, 12 de agosto 
Domingos 21 horas, por AM 530